Resulta cada vez más frecuente encontrarnos con problemas de transferencia de color de ropa en cueros claros, especialmente en tonos amarillentos (ocre, beige…). Es muy habitual en los cueros de coches y muebles. Los daños pueden venir de distintas prendas: pantalones, chaquetas, cinturones…

Los pantaloones jeans y algunas telas y cueros de cazadoras y cinturones estan tratados con colorantes que se adhieren a la superficie del cuero, y en la mayor parte de las ocasiones los productos básicos de limpieza resultan insuficientes.

En primer lugar, limpiaremos con Limpiador cuero fuerte Colourlock, para verificar si con el limpiador es suficiente. Si tras su utilización la decoloración no ha sido eliminada necesitaremos limpiar con Disolvente GLD Colourlock. El Disolvente GLD es un producto a base de disolvente que puede recuperar parcialmente el color del cuero.

Poner un poco de GLD en un paño blanco y limpio y limpiar la zona desteñida con cuidado, cambiando la zona del trapo y añadiendo un poco de producto. En algunos casos (según cueros o tiempo del desteñido) es posible que no se consiga que la mancha desaparezca del todo o incluso que levantemos un poco el color de origen. En estos casos se necesita repararlo con Tinte reparador cuero . Se aplicaran varias capas secando cada una de ellas con un secador de pelo.

La solución para prevenir este tipo de problemas, es tratar con anterioridad la superficie con Protector especial , que ha sido creado específicamente para evitar los  problemas de descoloridos causados por textiles en el cuero. El producto debe aplicarse con las superficies limpias. Si es necesario, limpiar antes con Limpiador cuero suave o Limpiador cuero fuerte .

El Protector especial no evita todas las decoloraciones, pero sobre un cuero tratado con él éstas no serán tan intensas y resultarán más fáciles de limpiar.