Video Cómo limpiar, reparar y mantener el cuero del automóvil con Colourlock

Por regla general, la piel/cuero debe limpiarse antes de procederse  a cualquier tratamiento. Dependiendo de su grado de suciedad esta limpieza se lleva a cabo con el Limpiador cuero suave Colourlock, si la suciedad es normal, o con el Limpiador cuero fuerte Colourlock, si la suciedad es extrema.

En casos de suciedad extrema el Cepillo para cuero  Colourlock facilita el trabajo posibilitando la limpieza de la suciedad incrustada en la “flor del cuero” (dibujo de la piel).

Durante los tres primeros años de uso, el cuero del automóvil debe protegerse con el Sellante para cuero Colourlock.  Aunque el cuero nuevo no necesite todavía grasas, ya que mantiene restos de los aceites utilizados en el tratamiento del curtido,  sí que necesita ser protegido del uso o prevenirse de desteñidos  causados por ropa vaquera u otros textiles. En el caso particular del asiento del conductor (bordes de asientos  o tapicerías con soporte lumbar), en los tres primeros años aparecen  muy a menudo marcas típicas del uso.

El problema más frecuente es el desteñido de la ropa en cueros claros.  El Sellante para cuero Colourlock está recomendado para prevenir este tipo de daños. El mantenimiento consiste en aplicar el Sellante para cuero Colourlock cada 3 meses en el asiento conductor y, dependiendo de cada caso, entre cada 5 a 12 meses en el resto del automóvil.   Los cueros viejos o antiguos necesitan ser engrasados, ya que van secándose con el tiempo. Dependiendo de su estado conviene aplicar cada 3 o 6 meses el Protector cuero Colourlock, que contiene filtros UV, antioxidantes y taninos. Las superficies quedan protegidas contra  los rayos solares, dotadas de una agradable suavidad, flexibles y a la vez protegidas del deterioro prematuro por los antioxidantes.

Los cueros de descapotables antiguos deberán ser tratados con la Cera protectora “Elephant” Colourlock, que tiene el poder de impermeabilizar el cuero y prevenir la aparición de moho.

Es en la superficie donde aparecen los primeros síntomas de envejecimiento del cuero. Por ello la mejor de las protecciones es el cuidado regular (aproximadamente cada tres meses), de dicha superficie.